La dieta del limón, te enseñamos como hacerla

Las ya conocidas propiedades del limón lo hacen una fruta insustituible en la alimentación tradicional, pero, además de las ya conocidas, cuenta con propiedades desintoxicantes, siempre y cuando se lo consuma y acompañe de manera adecuada.

Para ello, te presentamos esta dieta ovo-vegetariana para hacer “exclusivamente” durante seis días. No se trata de un plan día a día sino de un régimen para armar, según tu gusto.

Desayunos y Meriendas

  • Ingerir en ayunas: 2 cucharadas de aceite de oliva con el jugo de un limón grande y un poco de agua tibia.
  • A los 30 minutos, consumir 2 tazas de agua tibia con el jugo de un limón por taza.
  • Para el desayuno: 1 ensalada de frutas y 1 taza de té de limón
  • Para la merienda: té de limón con sacarina.

Almuerzo y Cena

  • Veinte minutos antes de cada una de esas ingestas tomar: 1 vaso de agua tibia con el jugo de medio limón.

Para los tres primeros días:

  • Caldo de verduras frescas preparado con: zapallo, apio, zanahoria, zapallitos, cebolla y maíz.
  • Una porción de verduras crudas o cocidas.
  • Por su aporte protéico, es indispensable consumir una porción de brotes de alfalfa o soya, acompañando estos platos.
  • Una fruta a elección.

Para los días 4 y 5:

  • Seguir con los platos anteriores agregándoles cereales, arroz integral o legumbres, porotos o lentejas. Son imprescindibles por su aporte proteico, pero deben consumirse en forma moderada por que al se ricos en hidratos de carbono pueden contribuir al aumento de peso. La porción debe ser de 2 o 3 cucharadas soperas de cereales o legumbres para el almuerzo y otro tanto para la comida.

Para el sexto día:

  • Continuar con la misma ingesta, incorporando 1 huevo grande o 2 chicos por día. Pueden consumirse en tortillas al horno, duros, a la copa al vapor o revueltos.

Causas de la Infertilidad Femenina

Las parejas estables que han suspendido su tratamiento anticonceptivo deberían concebir un bebé entre los seis meses y el año si el tiempo pasa, los intentos no cesan y el bebé no llega, es necesario consultar a un especialista.

Además del retraso en la gestación, hay otros síntomas que pueden alertar sobre la existencia de irregularidades: las relaciones sexuales o los ciclos menstruales son dolorosos.

Las enfermedades de transmisión sexual y ciertos tipos de medicación también pueden intervenir en las posibilidades de lograr un embarazo. Además, existen estudios que confirman el aumento de la esterilidad, tanto femenina como masculina. El estrés, la alimentación e incluso la moda (las prendas ajustadas) pueden intervenir en las posibilidades de gestación.

Causas de la Infertilidad de la mujer

¿Cuáles son los principales obstáculos femeninos que impiden el embarazo?

La Edad para la infertilidad en la mujer:

Aunque se ha convertido en un inexcusable tópico, el reloj biológico existe y a partir de los treinta y cinco comienza a afectar a los mecanismos de reproducción femenina. La edad también afecta a la fertilidad de los hombres, aunque para ellos (si no existen otros problemas físicos) el declive comienza a partir de los sesenta años.

Los Trastornos Hormonales para la infertilidad en la mujer:

Existe la posibilidad de que el embarazo no se produzca por la ausencia o la irregularidad en la ovulación. La presencia de quistes suele ser uno de los problemas más frecuentes. Además, también puede repercutir la mala calidad del moco cervical (derivada de trastornos hormonales o de posibles infecciones). En estos casos, la intervención médica prescribe tratamientos hormonales y antibióticos.

La obstrucción de las Trompas de Falopio:

Se debe habitualmente a las posibles tumoraciones que impiden que el espermatozoide alcance el óvulo y que éste sea fecundado. La cirugía es la única solución posible para erradicar este problema.

Otras Tumoraciones para la infertilidad en la mujer:

También puede impedir la gestación la existencia de quistes en ovarios y los miomas. Estas irregularidades se detectan habitualmente a través de las alteraciones menstruales. Exige un tratamiento quirúrgico que permite extirpar el quiste sin dañar el útero.

Endometriosis para la infertilidad en la mujer:

Este trastorno, que puede estar derivado por causas hormonales o genéticas, se detecta a partir de la insistencia de las reglas dolorosas. Dependiendo de los casos, la solución se fundamenta en el tratamiento hormonal o en la cirugía.

Malformaciones Uterinas:

La irregularidad, la abundancia o la escasez de menstruaciones puede ser un síntoma de las malformaciones uterinas. Las malformaciones uterinas que impiden el embarazo son de origen genético.

Inflamación Pélvica:

Las mujeres que han recurrido al DIU tienen mayores probabilidades de sufrir esta enfermedad que puede dificultar la gestación. Algunas enfermedades de transmisión sexual son también el origen de la inflamación pélvica.