Todo lo que necesitas saber sobre el aumento de pecho

La mamoplastia, mejor conocida como el aumento de pecho, es una intervención quirúrgica cuyo fin es elevar el volumen que posee el busto de la mujer, recurriendo al uso de implantes mamarios elaborados, en su mayoría, de silicona.

En la actualidad, es un procedimiento bastante común y existen gran variedad de implantes y métodos para colocarlos. Así, las pacientes acaban por conseguir un cambio en su apariencia, y aumento de su autoestima. Asimismo, no solo se aumenta el pecho femenino, sino que también, se consigue el levantamiento de este mismo.

El proceso

Para conseguir resultados favorables, lo idóneo es recurrir a un profesional experto en el área. En sus consultas, te ayudará a encontrar los implantes que mejor se te adapten; así como también, el tamaño, forma y volumen adecuado según tu contextura.

Hay que tener en cuenta, que resulta ser una intervención compleja. Por tanto, deberás primero pasar por un examen profundo, de mano de tu médico especializado, y encontrar la mejor forma de realizarla.

La operación tiene una duración aproximada de 1 hora, cuando mucho, bajo anestesia general o local. Y, por lo general, la prótesis es colocada bajo la glándula mamaria, facilitando el trabajo de cirujano.

Sin embargo, esta también puede ser puesta bajo el músculo pectoral. Si bien, el proceso resultará un poco más tardío, tendrá un resultado más estético, dejando poco visible el implante.

La recuperación

Lo usual, es que la paciente pase la noche en la clínica, luego de la operación. No obstante, si se efectúa durante la mañana y no presenta complicaciones, puede irse la misma noche.

Duramente la primera semana, se recurre a analgésicos para aliviar el dolor y es necesario el uso de sujetador deportivo. Así también, luego de dos semanas, podrá volver a bañarse. Es recomendable evitar esfuerzo físico y mantener la piel hidratada.

La belleza es sinónimo de salud

A la hora de querer mantener un estilo de vida saludable, lo imprescindible es el contar con equilibrio tanto en una alimentación balanceada como en la actividad física. Lo importante a veces no es la intensidad con la que se realice actividades físicas. Sino en el hecho de que es importante la constancia. Y es que todos somos diferentes. Por ende para cada persona hay una rutina de ejercicio ideal para su cuerpo y una alimentación adecuada para su organismo. De esta forma se consigue ese equilibrio saludable. Y para nadie es un secreto el hecho de que cuando se goza de buena salud, la belleza simplemente florece. Razón por la cual no es de extrañar que las mujeres más bellas sean aquellas que sencillamente dedican tiempo para su cuidado y su salud. Razón por la cual cada vez son más las mujeres que acuden a gimnasios con la intención de conservar un buen estado físico.

Y cuando de gimnasios se refiere nada mejor que el contar con la mejor opción. Y es que esto es algo que se puede notar desde el momento en el que se conoce. Ya que para comenzar todo buen gimnasio no solo debe contar con máquinas e instructores. Sino que también debe contar con ciertos detalles que no solo dan se toque estético. Sino que también permiten establecer un ambiente seguro. Y es que algo tan sencillo como los tapetes para gimnasio marcan una gran diferencia. Ya que precisamente estos se disponen no solo a resistir el peso de las máquinas. Además también se encargan de amortiguar cualquier impacto que pueda realizarse al saltar o al caerse. Evitando así que ocurra alguna lesión producto de dichos impactos. Como verás cada uno de los accesorios de un buen gimnasio son importantes tanto para la comodidad como para la seguridad de quienes vayan.