Multivitamínico Healt Pack VitObest

El multivitamínico Healt Pack de VitObest, es uno de los complementos alimenticios más importantes en la actualidad, tanto Atletas de alto rendimiento como personas de la tercera edad lo utilizan diariamente. Contiene desde vitaminas liposubles esenciales, hasta los nutrientes necesarios para fortalecer el sistema inmunológico.

En la actualidad, los multivitamínicos  son indispensables para cualquier persona, el metabolismo del ser humano no puede por sí mismo hacer la síntesis de todas las vitaminas y nutrientes que necesita, una persona requiere complementar su alimentación con multivitamínicos para alcanzar un nivel optimo de energía y bienestar alimenticio.

En un mundo cada día más exigente, las personas necesitan consumir nutrientes y vitaminas claves para desenvolverse con mayor energía, una dieta balanceada ayuda a obtener muchas vitaminas, pero nunca garantiza el alcanzar todos los nutrientes esenciales. Energiza tu cuerpo con el multivitamínico Healt Pack de VitObest, y aumenta tu calidad de vida. Este fantástico multivitamínico viene en distintas presentaciones que aportan una cantidad de vitaminas determinadas, por ejemplo, algunas cajas aportan más vitaminas C, B1, B2 y B6, mientras que otras tiene más vitaminas A, D y Calcio. Esto es porque cada persona dependiendo de su edad, trabajo o condición física, necesita mayor consumo de vitaminas específicas.

Una característica que transforma este multivitamínico en un producto excepcional y de calidad, es su buena fórmula vitamínica que incluye no sólo los nutrientes esenciales para cada persona, sino también los minerales que el cuerpo necesita para funciones esenciales como la oxigenación del cuerpo, la utilización de nutrientes, la contracción / relajación muscular, etc.

En un mundo tan acelerado, competitivo, lleno de comida chatarra, contaminación, cigarrillos y otros agentes perjudiciales, es imposible que una persona pueda con tan solo su alimentación, obtener todos los nutrientes más importantes para su salud. Consume ahora mismo el multivitamínico de Healt Pack de VitObest, vive una vida llena de energía y felicidad, dale a tu cuerpo lo mejor.

Vitaminas para el crecimiento del cabello

En el mercado de la salud hay una gran multitud de productos para hacer crece el cabello, así como para el cuidado del mismo. Lo que no dicen es que gran parte de ese cuidado más que usar producto, es a través de la alimentación, y en especial, del consumo de vitaminas para el cabello. Es importante saber cómo balancear nuestra alimentación, así como los diferentes tipos de vitaminas, cabe destacar que hay unas en especial para el cabello.

Como mencionamos, aparte de los productos para el crecimiento capilar, las vitaminas en su composición, tienen propiedades muy beneficiosas para nuestro organismo, pero para enfocarnos en el cabello, las vitaminas más esenciales para el pelo las encontrarás en la planta saw palmetto. Son muchos productos que encontrarás para la caída del cabello hechos a base de esta planta, como por ejemplo:

  • Champú anticaída y regenerativo.
  • Cremas a base de semillas de saw palmetto
  • Ampollas y gotas de saw palmetto
  • Tónicos capilares
  • Aceites de extractos de la planta
  • Complejos Vitamínicos ricos en ginkgo biloba y saw palmetto

Las vitaminas para el pelo se pueden conseguir en cualquier farmacia local, también en páginas de ventas de fármacos autorizadas. La caída del cabello es un mal que afecta tanto a hombres como mujeres, la prevención nunca está de más.

Cuidados luego del parto

Es más que claro que después de dar a luz el cuerpo de una mujer comienza plenamente un proceso de recuperación y de readaptación a la normalidad, muchas mamás en este caso no están bien informadas de esto, por ello es que nosotros queremos explicarles que durante la etapa del embarazo su organismo se ve plenamente alterado, este lo hace con el objetivo de satisfacer las necesidades de desarrollo del propio bebe, por lo que después del nacimiento de esté se inicia entonces la recuperación postparto, la cual incluye una serie de aspectos que toda madre debe de tener en cuenta.

Así que en esta etapa la mamá debe de tener no solo debe enfocarse en cuidar al recién nacido sino también cuidarse a ella misma, por esta razón nosotros por medio de este mismo artículo vamos a explicarles cuales vienen siendo los cuidados postpartopara que cada una de ustedes logre realmente tener una recuperación plenamente exitosa.

Deben saber que durante el embarazo su útero se ve «afectado», así que durante el postparto este mismo iniciara la devolución de el a su tamaño normal, por lo tanto durante este proceso la madre comenzará a sentir unas fuertes contracciones, estas son llamadas generalmente como esfuerzos y el dolor suele ser muy parecido al de los cólicos que dan durante el periodo menstrual, normalmente dichas contracciones suelen aparecer más que todo mientras se amamanta al bebe, pero es porque el dar pecho al bebe contribuye a que el útero vuelva rápidamente a su tamaño original, por ende lo que deben hacer es amamantar frecuentemente al niño para que su útero vuelva lo más rápido posible a su tamaño normal y así desaparezcan estas fuertes contracciones.

Además después del parto comenzaran a presentar una hemorragia vaginal, donde comenzaran a expulsar los loquios, que son un conjunto de tejidos con sangre, esto sucede debido al desprendimiento de los últimos restos de la placenta del endometrio, estos loquios pueden durar hasta 15 días, así que te recomendamos que laves 5 o 6 veces al día tu zona vaginal con abundante agua y con un jabón neutro, ya que debes evitar que estos loquios permanezcan por mucho tiempo cerca de tu vagina así evitaras infecciones u otros problemas, pero es importante que tengas claro que luego de lavar tu zona vaginal debes secarla con un paño suave y limpio.

Tras dar a luz la madre comenzara a sentir bastante cansancio, esto se debe al trabajo del parto y aumentara cada día más por la atención que requiere él bebe, así que en este caso la madre necesitara que un familiar la ayude a realizar las labores del hogar por lo menos la primera semana después del parto, para que ella pueda descansar y recuperarse lo más pronto imposible, de igual forma la mamá debe alimentarse muy balanceado, tomar mucha agua y consumir muchos líquidos.

Lo más seguro es que después del parto la madre note que esta estreñida o que este padeciendo de algún problema ocasionado por las hemorroides, esto es algo normal en estos casos, así que les sugerimos caminar bastante y consumir muchas frutas, verduras frescas como bastante agua para lidiar mejor con este problema.

La mamá además tendrá que lidiar de cierta forma con las cicatrices, es decir, tanto la episiotomía como la cesárea dejan cicatrices que obviamente llegan a ser muy molestosas y causan dolor pero sobre todo al moverse o al caminar, por ende deben lavar la cicatriz a diario como a su vez aplicar la crema que les va a mandar su doctor para que la cicatriz no se infecte y pueda cicatrizarse rápidamente.

Puede que en el lapso del embarazo la madre suba algunos kilos de más y está se preocupe luego de dar a luz por su figura, así que lo más recomendable en este caso es que después de los 15 días luego del parto comiencen a realizar ciertos ejercicios que te ayudaran a recuperarte mejor en el postparto y además puedan comenzar a trotar a diario.

Como una mala o buena alimentación afecta en el corazón

Según estudios recientes de Clínica Talca (www.clinicatalca.cl) en su departamento de cardiología el especialista Cardiologo infantil talca también  en adultos nos comento algunos puntos importantes a considerar en lo que respecta a que incidencia tiene la alimentación en la salud de nuestro corazón.

Consejos fundamentales

Aunque es posible que sepa que comer ciertos alimentos puede aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca, a menudo es difícil cambiar sus hábitos alimenticios.

Ya sea que tenga años de comer poco saludable bajo su cinturón o simplemente desee ajustar su dieta, aquí le presentamos ocho consejos para una dieta saludable para el corazón. Una vez que sepa qué alimentos comer más y qué alimentos limitar, estará encaminado hacia una dieta saludable para el corazón.

Controla el tamaño de tu porción

Cuánto comes es tan importante como lo que comes. Sobrecargar su plato, tomarse unos segundos y comer hasta que se sienta lleno puede llevar a comer más calorías de las que debería. Las porciones servidas en los restaurantes son a menudo más de lo que cualquiera necesita.

Use un plato o tazón pequeño para ayudar a controlar sus porciones. Coma porciones más grandes de alimentos bajos en calorías y ricos en nutrientes, como frutas y verduras, y porciones más pequeñas de alimentos altos en calorías y sodio, como comidas refinadas, procesadas o rápidas. Esta estrategia puede darle forma a su dieta, así como a su corazón y cintura.

Lleve un registro de la cantidad de porciones que come. La cantidad recomendada de porciones por grupo de alimentos puede variar según la dieta específica o las pautas que siga. Un tamaño de porción es una cantidad específica de alimento, definida por medidas comunes como tazas, onzas o pedazos.

Por ejemplo, una porción de pasta es de aproximadamente 1/3 a 1/2 taza, o aproximadamente del tamaño de un disco de hockey. Una porción de carne, pescado o pollo es de aproximadamente 2 a 3 onzas, o aproximadamente del tamaño y grosor de una baraja de cartas. Juzgar el tamaño de la porción es una habilidad aprendida. Es posible que necesite usar tazas y cucharas de medir o una balanza hasta que esté cómodo con su criterio.

Comer más verduras y frutas.

Las verduras y frutas son buenas fuentes de vitaminas y minerales. Las verduras y frutas también son bajas en calorías y ricas en fibra dietética. Las verduras y frutas, como otras plantas o alimentos de origen vegetal, contienen sustancias que pueden ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares. Comer más frutas y verduras puede ayudarlo a reducir los alimentos altos en calorías, como la carne, el queso y los bocadillos.

Con verduras y frutas en su dieta puede ser fácil. Mantenga las verduras lavadas y cortadas en su refrigerador para bocadillos rápidos. Mantenga la fruta en un tazón en su cocina para que recuerde comerla. Elija recetas que tengan vegetales o frutas como ingredientes principales, como salteado de vegetales o frutas frescas mezcladas en ensaladas.

Seleccione granos integrales

Los granos integrales son buenas fuentes de fibra y otros nutrientes que desempeñan un papel en la regulación de la presión arterial y la salud del corazón.

Puede aumentar la cantidad de granos integrales en una dieta saludable para el corazón haciendo sustituciones simples por productos de granos refinados. O sea aventurero y pruebe un nuevo grano integral, como el farro de grano entero, la quinua o la cebada.

Limite las grasas no saludables

Limitar la cantidad de grasas saturadas y trans que consume es un paso importante para reducir el colesterol en la sangre y disminuir el riesgo de enfermedad arterial coronaria. Un nivel alto de colesterol en la sangre puede provocar una acumulación de placas en las arterias, llamada aterosclerosis, que puede aumentar su riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Puede reducir la cantidad de grasa saturada en su dieta recortando la grasa de su carne o eligiendo carnes magras con menos del 10 por ciento de grasa. También puede agregar menos mantequilla, margarina y manteca cuando cocine y sirva.

También puede usar sustituciones bajas en grasa cuando sea posible para una dieta saludable para el corazón. Por ejemplo, cubra su papa al horno con salsa con bajo contenido de sodio o yogur bajo en grasa en lugar de mantequilla, o use rebanadas de fruta entera o baja en azúcar en su tostada en lugar de margarina.

También puede revisar las etiquetas de los alimentos de algunas galletas, pasteles, helados, galletas y papas fritas. Algunos de estos, incluso aquellos etiquetados como «grasa reducida», pueden hacerse con aceites que contienen grasas trans. Un indicio de que un alimento tiene algo de grasa trans es la frase «parcialmente hidrogenado» en la lista de ingredientes.

Cuando use grasas, elija grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva o el aceite de canola. Las grasas poliinsaturadas, que se encuentran en ciertos pescados, aguacates, nueces y semillas, también son buenas opciones para una dieta saludable para el corazón.

Cuando se usa en lugar de grasas saturadas, las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas pueden ayudar a reducir el colesterol total en la sangre. Pero la moderación es esencial. Todos los tipos de grasa son altos en calorías.

Una forma fácil de agregar grasa saludable (y fibra) a su dieta es la linaza molida. Las semillas de lino son pequeñas semillas marrones que son altas en fibra y ácidos grasos omega-3. Algunos estudios han encontrado que la linaza puede ayudar a reducir el colesterol en algunas personas, pero se necesita más investigación.

Puede moler las semillas en un molinillo de café o en un procesador de alimentos y agregar una cucharadita de ellas en yogur, compota de manzana o

Elija fuentes de proteínas bajas en grasa

Carne magra, pollo y pescado, productos lácteos bajos en grasa y huevos son algunas de sus mejores fuentes de proteínas. Pero tenga cuidado de elegir opciones con menos grasa, como leche descremada en lugar de leche entera y pechugas de pollo sin piel en lugar de empanadas de pollo fritas.

Reduce el sodio en tu comida

Comer mucho sodio puede contribuir a la presión arterial alta, un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. Reducir el sodio es una parte importante de una dieta saludable para el corazón.

Permítase un tratamiento ocasional

Permítase una indulgencia de vez en cuando. Una barra de caramelo o un puñado de papas fritas no descarrilarán su dieta saludable para el corazón. Pero no deje que se convierta en una excusa para renunciar a su plan de alimentación saludable.

Si el exceso es la excepción, en lugar de la regla, equilibrará las cosas a largo plazo. Lo importante es que usted coma alimentos saludables la mayor parte del tiempo.

Alimentos saludables para comer durante una tormenta

Mantenerse saludable y seguro durante una emergencia climática es crítico. Asegurarse de que haya suficiente comida y agua es una preocupación central.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, se recomienda almacenar al menos tres días de comida y un galón de agua por persona, por día.

Mientras se abastece, es una buena idea seleccionar alimentos que proporcionen suficientes proteínas y nutrientes para ayudarle a mantener una digestión saludable.

«Es posible elegir alimentos saludables incluso cuando se apagan las luces. Hay maneras de obtener alimentos de cada uno de los grupos de alimentos», el especialista de la Academia de Nutrición y Dietética.

Aquí hay algunos alimentos saludables para comer durante una tormenta:

Frijoles en lata

Los frijoles están llenos de fibra, proteínas y carbohidratos complejos, todo en un solo bocado. Asegúrese de tener a mano un abrelatas manual.

Atún en lata

El atún, el salmón y el pollo son proteínas fantásticas y almacenables que se pueden encontrar en latas repartidas individualmente.

Galletas Multicereales

Estos son excelentes bocadillos que están cargados con fibra y pueden ayudar a mantener la energía. El pan y las galletas multigrano son una buena manera de saciar el apetito y mantenerse lleno.

Leche evaporada

La leche evaporada tiene una larga vida útil y una excelente manera de obtener la proteína magra y la vitamina D que se encuentran en la leche.

Cereal de grano entero

El consumo de alimentos ricos en fibra insoluble puede ayudar a mantener la salud digestiva, contrarrestando algunos factores que pueden ralentizarla, como la inactividad y la deshidratación.

Nueces y Semillas

Las nueces y las semillas no necesitan refrigeración, pero están llenas de proteínas y grasas saludables como los ácidos grasos omega-3.

Cómo se hace una ortodoncia

Si usted está pensando en obtener frenos para usted o para su hijo, tiene que saber todo lo necesario posible y una idea de como le quedarán sus dientes después de este proceso. Aquí le enseñaremos cómo se hace una ortodoncia.

1. Programe su consulta de ortodoncia

Es recomendable que los niños sean atendidos por un ortodoncista a la edad de 7 años. Esto puede sonar joven para aquellos de nosotros que recordamos los frenos cuando éramos adolescentes, pero las cosas han cambiado mucho desde entonces. Los ortodoncistas pueden detectar problemas sutiles en el desarrollo de los dientes y la mandíbula incluso cuando los dientes de leche todavía están presentes.

Las consultas de ortodoncia para vigilar la sonrisa de su hijo no tienen costo alguno hasta que usted comience el tratamiento de ortodoncia. Estos breves chequeos, por lo general anuales mientras su hijo es pequeño, ayudarán a cuidar de usted de manera efectiva y a planificar el tratamiento de ortodoncia antes de que surjan problemas.

2. El ortodoncista le hará un examen de evaluación

La primera evaluación toma una hora para que su ortodoncista evalúe sus necesidades y responda a sus preguntas. Es posible que le soliciten una radiografía y fotografías ortodóncicas especiales para ayudarnos a determinar cuál es el mejor tratamiento ortodóncico para usted. Le  darán un cronograma estimado de cuánto tiempo tomará, y opciones para completar el tratamiento.

El coordinador del tratamiento lo hará entonces tomar registros, incluyendo radiografías e impresiones adicionales y le programará una serie de citas necesarias para comenzar para discutir las opciones convenientes para financiar su tratamiento.

3. recomendadas en su conferencia de tratamiento

En la consulta de ortodoncia, se revisará todos sus registros de ortodoncia y le mostrará ejemplos de aparatos ortodóncicos, alineadores y cualquier aparato que pueda estar involucrado en su tratamiento. La consulta está programada de 20 a 30 minutos. Una vez que usted ha decidido seguir adelante con el tratamiento, su cita para obtener sus aparatos ortopédicos por lo general puede ser programada el mismo día o dentro de unos días de su cita de consulta.

4. Lista para ponerse los frenos

La cita para colocarse los frenos toma aproximadamente dos horas, pero puede ver la televisión o escuchar música para pasar el tiempo. No duele la ortodoncia. Es sólo que es largo. Uno de nuestros asistentes de ortodoncia ayudará al ortodoncista con la colocación de sus aparatos y responderá a sus preguntas mientras lo guía a través de todo el proceso de principio a fin.

El asistente preparará los dientes para los brackets y luego su ortodoncista colocará cuidadosamente cada bracket en cada diente. Debido a que este es un paso crítico en todo el proceso, su ortodoncista invierten tiempo en los detalles más pequeños para lograr los mejores resultados.

5. Visitas de ajuste durante el tratamiento de ortodoncia

A lo largo de su tratamiento de ortodoncia, le programarán revisiones de rutina que son citas rápidas para ajustar sus brackets, responder preguntas y ayudar a comprobar el progreso. Estas citas típicamente no duran más de 15-20 minutos y se realizan cada 6-10 semanas durante todo el tratamiento, dependiendo de sus necesidades.

6. Su ortodoncista le ayuda a quitarse los frenos y a comenzar con los retenedores

Es posible que haya estado anticipando el final de su tratamiento de ortodoncia durante las últimas visitas, y su ortodoncista le ha dicho que es hora de que le quiten los frenos. Le haran citas para arreglos con su dentista para tener una buena limpieza, revisión y tratamiento con flúor después de retirar sus aparatos dentales. Algunos pacientes también optan por el blanqueamiento dental en este momento.

Quitarle los frenos sólo llevará unos 80 minutos y usted estará contento de lo fácil y cómodo que es el proceso. En su cita de «desbridamiento», se le proporcionará una foto de sus dientes antes de que le pusieran frenos para que pueda comparar cómo se ve su hermosa sonrisa ahora! Antes de que usted salga de la oficina para mostrarle al mundo su sonrisa sobresaliente, nosotros tomaremos un juego final de Registros de Ortodoncia.

La dieta del limón, te enseñamos como hacerla

Las ya conocidas propiedades del limón lo hacen una fruta insustituible en la alimentación tradicional, pero, además de las ya conocidas, cuenta con propiedades desintoxicantes, siempre y cuando se lo consuma y acompañe de manera adecuada.

Para ello, te presentamos esta dieta ovo-vegetariana para hacer “exclusivamente” durante seis días. No se trata de un plan día a día sino de un régimen para armar, según tu gusto.

Desayunos y Meriendas

  • Ingerir en ayunas: 2 cucharadas de aceite de oliva con el jugo de un limón grande y un poco de agua tibia.
  • A los 30 minutos, consumir 2 tazas de agua tibia con el jugo de un limón por taza.
  • Para el desayuno: 1 ensalada de frutas y 1 taza de té de limón
  • Para la merienda: té de limón con sacarina.

Almuerzo y Cena

  • Veinte minutos antes de cada una de esas ingestas tomar: 1 vaso de agua tibia con el jugo de medio limón.

Para los tres primeros días:

  • Caldo de verduras frescas preparado con: zapallo, apio, zanahoria, zapallitos, cebolla y maíz.
  • Una porción de verduras crudas o cocidas.
  • Por su aporte protéico, es indispensable consumir una porción de brotes de alfalfa o soya, acompañando estos platos.
  • Una fruta a elección.

Para los días 4 y 5:

  • Seguir con los platos anteriores agregándoles cereales, arroz integral o legumbres, porotos o lentejas. Son imprescindibles por su aporte proteico, pero deben consumirse en forma moderada por que al se ricos en hidratos de carbono pueden contribuir al aumento de peso. La porción debe ser de 2 o 3 cucharadas soperas de cereales o legumbres para el almuerzo y otro tanto para la comida.

Para el sexto día:

  • Continuar con la misma ingesta, incorporando 1 huevo grande o 2 chicos por día. Pueden consumirse en tortillas al horno, duros, a la copa al vapor o revueltos.

¿Para qué sirve la piña? La reina de las frutas

La piña es una fuente importante de azúcares simples ya que contiene sacarosa, fructuosa y glucosa (22g por cada 100g consumidos), por lo que es un alimento similar a la uva y poco recomendado para personas diabéticas. Fresca, esta fruta es rica en vitamina C (contiene aproximadamente la mitad de la naranja), aunque con el almacenamiento pueden perder hasta un 50% de esta vitamina en una semana (peor aún si es enlatada).

También es rica en potasio – lo que limita su consumo a las personas con insuficiencia renal – y especialmente en agua 85%, una proporción habitual en frutas y verduras. Su aporte en grasas es realmente reducido (0,2%), además de contener tan sólo un 1% de fibra. En almíbar proporciona muchas más calorías que en su estado natural (84% frente a un 51%).

Contiene además ácidos orgánicos -como el málico o el cítrico- y una enzima denominada bromelina, presente tanto en el tallo como en el fruto. La fitoterapia moderna justifica con la bromelina las acciones digestivas y antiinflamatorias de la piña, una enzima con la propiedad de fragmentar las proteínas y convertirlas en aminoácidos, facilitando de este modo la digestión.

Para que sirve la piña en la medicina natural

En medicina natural, las partes utilizadas de la piña son el fruto y las hojas. Antiguamente ya se conocía su gran valor vitamínico y sus propiedades diuréticas y digestivas ya que, además de ser proverbial en los casos de inflamación del estómago, resulta muy adecuada para las personas con digestiones pesadas.

Esta fruta es útil para regular los períodos menstruales. Suele recomendarse también en casos de cólicos nefríticos y hepáticos, trastornos biliales y vómitos, así como en las insuficiencias de ácidos y jugos pancreáticos, pues estimula la secreción de las enzimas pancreáticas.

Sin embargo, está contraindicada en quienes sufran problemas de coagulación sanguínea y también en caso de afecciones renales o hepáticas graves.

Para que sirve la piña tomando como jugo

El jugo ha sido muy apreciado desde hace siglos para contrarestar los parásitos intestinales, pero sus propiedades se pierden al calentarlo o pasteurizarlo.

También se aplica como tónico sobre el cutis (se deja actuar unos minutos sobre la piel de la cara). Con la piña pueden elabrarse numerosos platos y presentaciones, ya sean helados, ensaladas, bebidas, mermeladas, crepes o cremas.