La belleza es sinónimo de salud

A la hora de querer mantener un estilo de vida saludable, lo imprescindible es el contar con equilibrio tanto en una alimentación balanceada como en la actividad física. Lo importante a veces no es la intensidad con la que se realice actividades físicas. Sino en el hecho de que es importante la constancia. Y es que todos somos diferentes. Por ende para cada persona hay una rutina de ejercicio ideal para su cuerpo y una alimentación adecuada para su organismo. De esta forma se consigue ese equilibrio saludable. Y para nadie es un secreto el hecho de que cuando se goza de buena salud, la belleza simplemente florece. Razón por la cual no es de extrañar que las mujeres más bellas sean aquellas que sencillamente dedican tiempo para su cuidado y su salud. Razón por la cual cada vez son más las mujeres que acuden a gimnasios con la intención de conservar un buen estado físico.

Y cuando de gimnasios se refiere nada mejor que el contar con la mejor opción. Y es que esto es algo que se puede notar desde el momento en el que se conoce. Ya que para comenzar todo buen gimnasio no solo debe contar con máquinas e instructores. Sino que también debe contar con ciertos detalles que no solo dan se toque estético. Sino que también permiten establecer un ambiente seguro. Y es que algo tan sencillo como los tapetes para gimnasio marcan una gran diferencia. Ya que precisamente estos se disponen no solo a resistir el peso de las máquinas. Además también se encargan de amortiguar cualquier impacto que pueda realizarse al saltar o al caerse. Evitando así que ocurra alguna lesión producto de dichos impactos. Como verás cada uno de los accesorios de un buen gimnasio son importantes tanto para la comodidad como para la seguridad de quienes vayan.

El gimnasio al aire libre para comenzar actividad física

En verano se acrecientan nuestras ganas de sentirnos espléndidas. El sol y los paseos al aire libre nos invitan a dedicarle más tiempo a nuestro cuerpo. Por eso, es el momento ideal para empezar a realizar una rutina de ejercicios físicos.

Pero no se trata de hacer ejercicios de golpe y todos juntos, ya que no sólo los resultados no se ven sino que puede ser perjudicial para el cuerpo.

A continuación compartimos con usted un plan de actividad adaptada especialmente para señoras y mamás jóvenes que desean endurecer sus músculos y darles agilidad sin grandes esfuerzos.

Recuerde que este plan no debe ser estresante sino placentero; así es que empiece por buscar un lugar con mucho verde y tranquilo para realizarlo.

También elija ropa cómoda y si lo desea acompañe la gimnasia con música. Consiga un bastón, tipo palo de escoba, que es fundamental para elongar.

1. Elongación de tronco y brazos

Con un bastón tomado con las dos manos estire los brazos por arriba de la cabeza; mantenga esta posición de 10 a 15 segundos y baje los brazos al costado del cuerpo. Realice este ejercicio 3 veces.

2. Elongación de piernas

Para este ejercicio use también el bastón. Tómelo con las dos manos y deje caer el tronco hacia adelante con las piernas semiflexionadas y cuando llegue abajo, estíralas.

Mantenga esta posición durante 10 o 15 segundos y luego levántese lentamente. Repita la serie 3 veces.

3. Caminata

Camine durante 15 minutos, preferentemente sobre el pasto. Los primeros 7 minutos a ritmo lento y con los brazos extendidos.

Los otros 8 minutos a ritmo un poco más acelerado y con los brazos flexionados a 90 grados. Puede reemplazar la caminata por la bicicleta.

4. Trabajo para piernas y cadera

Con los brazos detrás de la nuca, para mantener el equilibrio, flexione una rodilla elevándola lentamente lo más que pueda (debe mantener la espalda derecha).

Bájela con suavidad y haga lo mismo con la otra pierna. Practique 3 series de 6 a 12 repeticiones.

5. Para fortalecer el abdomen

Con las piernas semiflexionadas y de pie, coloque las manos en la nuca. Luego contraiga el abdomen bajando levemente el tronco y suba lentamente tomando aire. Haga 3 series de 5 a 15 repeticiones.

6. Recupero del ritmo cardíaco normal

Cuando finalice los demás ejercicios debe hacer una caminata de 10 minutos a ritmo lento; esto ayudará a bajar las pulsaciones de manera adecuada. Inhale y exhale aire profundamente para oxigenarse.

7. Elongación de piernas y espalda

Busque un lugar de apoyo, un poco más bajo de la altura de su cintura. Eleve una de las piernas y ubíquela en el lugar de apoyo; extiéndala con suavidad plegando el tronco hacia adelante sobre ella.

Mantenga esta posición por 10 a 15 segundos. Haga lo mismo con la otra pierna. Repita 4 series de este ejercicio.

8. Elongación de tronco y brazos

Debe repetir los ejercicios de la primera explicación. Cuando termine habrá concluido la clase de gimnasia.